domingo, 28 de septiembre de 2008

TRATAMIENTOS

El manejo terapéutico en los niños con discapacidad motora, se dirige a favorecer la organización funcional del cerebro y no solo a modificar sus cualidades motrices. Cada área se ocupa de aspectos muy particulares, pero que se complementan entre sí.
  • Terapia Física: Ayuda al niño a integrar la actividad refleja primitiva y estimula el inicio de movimientos voluntarios en su propia secuencia de desarrollo (céfalo- caudal, próximo-distal).Fomenta los patrones globales de locomoción mediante el control automático de la postura y la función de apoyo de las extremidades usando los mecanismos de la reptación y el volteo reflejo creados por el Dr. Václav Vojta.Entrena patrones básicos de movimiento (movimientos troncales, patrón homolateral, patrón contralateral) a partir de estímulos táctiles totales relacionados y coordinados. La finalidad es que el niño adquiera conciencia del movimiento y un desarrollo muscular adecuado, mediante un estimulo motor con una frecuencia, intensidad y duración siempre en aumento. Facilita y regula las reacciones de equilibrio, enderezamiento y protectivas, inhibiendo los PATRONES anormales y facilitando los normales, mediante la terapia de neurodesarrollo propuesta por Bertha Bobath. Mantiene arcos normales de movimiento en todas las articulaciones y evita o retarda la aparición de contracturas y deformidades.Facilita la elaboración de la conciencia corporal y la formación del sistema postural (equilibrio y postura), mediante la adecuada integración de la información de los sistemas propioceptivo, vestibular y táctil.
  • Terapia Ocupacional: Favorece la exploración del medio a través de los sentidos. Incentiva el desarrollo de mecanismos visuales -fijación, seguimiento, convergencia, y divergencia- que le permiten al niño lograr mayor precisión en el desarrollo de tareas motoras finas y favorece el seguimiento instruccional. Brinda estímulos sensoriales que modulan su tono muscular y favorecen la maduración de su sistema táctil.Promueve movimientos globales, modulados y coordinados, de los miembros superiores, partiendo de movimientos asistidos hasta alcanzar patrones activos.Estimula la disociación de los segmentos que conforman los MMSS para mejorar sus patrones funcionales y su motricidad fina, obteniendo movimientos más coordinados y precisos. Fomenta la integración de puntos de apoyo en miembros superiores, favoreciendo el cruce de línea media, y promoviendo un mejor desempeño del niño en actividades de mesa.Entrena los patrones integrales –agarres- que permiten al niño la manipulación adecuada de herramientas y materiales.Busca la integración y aplicación de los patrones funcionales en actividades de la vida diaria (alimentación, vestido e higiene menor) promoviendo cada día niveles más altos de independencia y autonomía. Favorece en el niño la ideación y ejecución de estrategias, para solucionar problemas a nivel motor con cierta precisión. Considerando las condiciones particulares de cada niño, diseña las adaptaciones necesarias para un buen trabajo escolar.

    Terapia del Lenguaje: Ejercita en el niño la discriminación auditiva y la ubicación de la fuente sonora. Ofrece estímulos sensoriales que modulan el tono muscular y disminuyen la hipersensibilidad peribucal y endobucal, incentivando la maduración de las estructuras fono articuladoras (lengua, labios, articulación témporomandibular, mejillas, paladar, carrillos) y mejorando su efectividad en reposo (control salivar), durante la alimentación y la producción de sonidos. Optimiza las funciones neurovegetativas -succión, masticación, deglución, respiración- evitando así la deglución atípica y favoreciendo la producción de fonemas.Estimula e incrementa procesos comunicativos de lenguaje tanto en el ámbito comprensivo como expresivo.Promueve habilidades semánticas (significados), sintácticas (estructura) y pragmáticas (función) del lenguaje, a través de la observación y manipulación de materiales concretos y láminas con fotografías, para que el niño intente comunicar, verbalmente o a través de un tablero de comunicación, sus intereses, sensaciones y deseos.Fomenta la comprensión de órdenes, instrucciones, y reglas sociales. En aquellos niños que presentan mayor compromiso de su lenguaje expresivo, favorece la comunicación alternativa –estrategias no verbales- para que puedan satisfacer sus necesidades inmediatas.

1 comentario:

ThaLiia dijo...

Esta exposicion me conmovio mucho, senti la verdadera importacia de ayudar y apoyar a las personas que realmente lo necesitan y mas aun tratandose de un pequeño, un alumno, tenemos como futuros docentes informarnos y buscar la manera de que nuestros chiquitos salgan adelante en la vida....
THALIA